Competencia rosarina

// TELEVORAZ

Una niña abrumada por la constante pelea entre sus padres agarra a su perro y se interna en la oscuridad de su habitación, donde lo único que ilumina es la luz del televisor. Necesitaba algo que le evitara pensar, algo que la salve de la soledad sin exigirle mucho a su intelecto, entonces como si una fuerza exterior la dominara se dirige, sin resistirse, hacia la tv, pero para hacerlo funcionar hay que alimentarlo primero.

Publicado el 12 de Agosto de 2018 Seguir Leyendo